Amalia Pérez, una atleta con discapacidad entregada a su deporte y a México

Amalia Pérez, una atleta con discapacidad entregada a su deporte y a México

Apenas deja su sillas de ruedas y Amalia Pérez se transforma, su rostro se endurece y sus fuertes manos parecen aumentar de tamaño cada vez que toma las pesas en sus primeras repeticiones, los...

Apenas deja su sillas de ruedas y Amalia Pérez se transforma, su rostro se endurece y sus fuertes manos parecen aumentar de tamaño cada vez que toma las pesas en sus primeras repeticiones, los músculos se tensan por el esfuerzo de todos los días y el sudor inicia el recorrido hacia el cansancio.

“Me siento bendecida por estar en el deporte, estar en el deporte adaptado es una oportunidad de abrir muchas puertas”, dice la competidora que gracias a su tenacidad se ha ganado un lugar en la historia del powerlifthing en el mundo.

El gimnasio del Centro Paralímpico Mexicano le envuelve y al lado de sus compañeras como las legendarias Laura Cerero o Patricia Bárcenas, se esfuerza cada vez más para cumplir con sus objetivos. Y más ahora que está cerca el Campeonato Mundial de Powerlifthing IPC en la capital mexicana en septiembre venidero.

“Es muy significativo e importante que por primera vez que se hace en nuestro país un evento de esta magnitud”, afirma, quien se ha destacado como una de las mejores atletas del mundo y que le ha valido estar en la élite universal.

Pérez Vázquez, quien ha pasado a la historia por ser la única mujer dentro del deporte adaptado que cumple con cinco Juegos Paralímpicos, asegura que las autoridades internacionales han volteado a México porque el deporte con discapacidad ha crecido en los últimos años.

“La verdad es que es gracias al desarrollo que ha tenido nuestro deporte y que ha dado que más gente se sume. Me siento orgullosa de ser parte de este proceso y trabajo para hacer que el himno de mi país se escuche, que se ice mi bandera y la verdad para mí es un compromiso”, expresa.

Amalia, quien es la única en el mundo que ha sido monarca para-panamericana en tres divisiones diferentes, comparte sus ideologías y además en sus palabras se nota esa pasión que la caracteriza desde aquella primera vez que tomó la varilla con más de 50 kilos de peso.

Afectada por la artrogriposis congénita, la atleta capitalina no ve obstáculo que pueda detenerla. Su fortaleza es su familia en donde sobresale la entrega de sus 12 hermanos, que han sido capaces de dirigir su destino a pesar de las adversidades.

“Estar en el deporte es hacerlo por un objetivo. Hacer que las personas con discapacidad no se den por vencidas y que con eventos de éstos, se den cuenta de que se pueden hacer grandes cosas, que su capacidad no es ningún impedimento”, añade.

Refiere que México debe cambiar ante el actual panorama y que sólo eso se logrará con el esfuerzo de cada uno de los mexicanos, “queremos que México sea visto como el mejor”.

Las ganas que brotan de su cuerpo y contagian son las que la han hecho traspasar barreras de discriminación, en un deporte en donde poco a poco la mujer comenzó a ganar espacios, “a veces pienso que mi deporte se va cayendo, pero todos los que estamos inmersos no debemos dejar que eso suceda”.

Y asienta que “gracias a Dios y a la fortaleza, constancia, pasión y amor que le tengo, pero sobre todo que hasta el día de hoy, no he permitido que pase por mi dignidad, no he permitido que pisoteen mi orgullo, ni que se me condicione”.

En medio de los sonidos típicos de gimnasio, en donde el aroma de esfuerzo se mezcla con el deseo de ser mejor, Amalia Pérez resalta que las cinco medallas paralímpicas en su poder la llenan de orgullo, “todas me han costado, lo que me ha hecho orgullosa, es siempre querer ir por más, conocer más hasta donde soy capaz de llegar, hasta donde tengo la capacidad y hasta donde el límite”.

Sostiene que hasta el momento no conoce su límite y eso la enorgullece para seguir en su camino, pero admite que cuando el cuerpo ya muestra lo estragos del tiempo, es cuando comienza el verdadero reto.

“Cuando llega la edad ya no es fácil explotar tu cuerpo, pero cuando estás enamorado de algo, lo disfrutas y sabes que aun así sigues entregando todos estos resultados, das gracias a Dios por esa oportunidad y sobre todo, creo que te motiva muchas cosas, no sólo ser el mejor”, expresa.

Y al final Amalia Pérez se define como una persona entregada y para eso tiene como reto llegar a sus sextos Juegos Paralímpicos y eso lo cumpliría en Tokio 2020, pero no sólo por competir, sino por más retos.

De igual manera, se define como una mujer que busca de lo más complicado de la vida, “no vivirla sino entenderla, Amalia es la mujer que ha disfrutado la vida que mezcla un sinfín de emociones. Mi familia es el patrocinador más fuerte que he tenido en mi vida, es mi fortaleza. Ahora mi esposo y mi hija Melissa son mi motor”.

Amalia se ve cansada al término del entrenamiento. Su rostro refleja una satisfacción y aunque ha pasado parte de su vida entregada al deporte, no cesa en volver a seguir. Ella define a su deporte como la potencia interna que se mezcla con la pasión de vivir.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com.mx/deportes/noticia/amalia-perez-una-atleta-con-discapacidad-entregada-a-su-deporte-y-a-mexico-234169/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR